Independencia financiera: mitos y realidades

Independencia financiera

Independencia financiera: mitos y realidades

Llegar a ser financieramente independiente requiere dedicación, paciencia y, sobre todo, tiempo. Por ello, existen muchos mitos y realidades de la situación financiera de la generación millenial. Una de las primeras verdades es que la independencia financiera no se trata de “conseguir”; se trata de “llegar a ser”. Para tener éxito necesitas jugar el juego largo. No se trata de lo que logras, sino de quién te conviertes cuando llegas allí.

 

 

Para permanecer financieramente independiente, debes hacerte financieramente independiente

 

  • Valora el dinero y úsalo de manera efectiva como una herramienta en lugar de como un impulso del ego o algo espantoso de lo que huir.
  • Aprende cómo invertir.
  • No renuncies, incluso cuando las cosas se pongan difíciles.
  • No te rindas cuando todos los demás parecen estar yendo en la dirección opuesta y te dicen que estás equivocado.
  • Elige jugar el juego largo en lugar de buscar una solución rápida.

 

La independencia financiera para los Millennial es más problemática que lo que parece

 

La sensación de seguridad. Es decir, el hecho de poder realizar un trabajo sin fines de lucro con poco salario, un año sabático o incluso un par de semanas para respirar. Todo esto es un tipo de independencia financiera en sí mismo. Esto es prácticamente imposible para los jóvenes de ahora, quienes, a pesar de tener menos responsabilidades (en promedio). Gastan completamente sus salarios “sobreviviendo” cada mes.

 

Existe mucha polémica sobre las responsabilidades de los millenial y su poco compromiso con un trabajo o con la misma sociedad. Sin embargo, la crisis financiera es real y genera mucha incertidumbre. Mientras nuestros padres tenían la promesa de una pensión cuando finalizaran su vida laboral, las nuevas generaciones nos enfrentamos a un futuro incierto. 

 

Gran parte de la independencia financiera se reduce a opciones. La opción de pedir prestado a alguien, la opción de gastar fuera de sus posibilidades, la opción de volver a la escuela o intentar una nueva carrera o mudarse por todo el país. Las personas sin potencial respaldo financiero, aquellas con mal crédito que no pueden obtener un préstamo o aquellas con padres pobres que no pueden ayudarlos. Esto los convierte en personas sin opciones.

 

 

El mundo actual

 

El mundo económico en muchos sentidos no es adecuado para los individuos. Tendemos a ver la independencia financiera como el premio final. Sin embargo, en muchos sentidos, nadie es realmente independiente financieramente. O si lo son, definitivamente han hecho elecciones incómodas, difíciles e incluso perjudiciales.

 

Porque el dinero, por supuesto, ofrece mucho más que tecnología y bienestar. Da tiempo para usar esas cosas, así como tiempo para cualquier otra actividad. En resumen, para ser feliz.

 

Fuente: Good Money