Año nuevo, especialidad nueva (Odontopediatría)

La Odontopediatría es la especialidad de la Odontología que se enfoca en atender pacientes desde su nacimiento hasta la edad adulta. A diferencia de otras áreas que se enfocan en el manejo de patologías específicas, como la ortodoncia o la periodoncia, la Odontopediatría se especializa en brindar un tratamiento integral a un paciente muy especial, con el cual se crea un vínculo emocional desde las primeras etapas de su vida.

¿A quiénes trata el Odontopediatra?
El Odontopediatra atiende al bebé desde su nacimiento, y salud lo trata y controla durante la lactancia, la infancia, la adolescencia y la adultez temprana.

Otro grupo de pacientes muy importante que también atienden los Odontopediatras son los niños y adultos con discapacidad, entre los cuales se destacan los pacientes con Síndrome de Down o Trisomía del 21. La formación integral tanto clínica y su conocimiento del desarrollo evolutivo y psicológico del ser humano, le permiten al Odontopediatra entender y conectarse emocionalmente con estos pacientes maravillosos que tanto tienen para enseñar. Al mismo tiempo está entrenado para tratar aspectos específicos que afectan a los pacientes con Síndrome de Down como la prevención de caries y enfermedad periodontal, así como las alteraciones de la oclusión o de mordida.

¿Cuáles son los tratamientos que realiza el Odontopediatra?
Al ser un especialista integral, el Odontopediatra se encarga de realizar los diferentes tipos de tratamiento que pueda requerir el paciente durante su crecimiento. Algunas de las intervenciones más relevantes incluyen:

  • Promoción y prevención de la salud bucodental
  • Orientación, manejo y control del comportamiento y la ansiedad dental
  • Tratamiento farmacológico bajo sedación y anestesia general
  • Odontología estética y restauradora
  • Tratamiento de defectos de desarrollo del esmalte
  • Ortopedia funcional y maxilofacial
  • Ortodoncia preventiva

Al llevar al niño donde un Odontopediatra, este estará en manos de un profesional que tiene un entrenamiento especializado de aproximadamente 3 años después de graduarse como odontólogo, y que está preparado mejor que nadie para manejar integralmente su salud oral. Su formación avanzada y experiencia le permiten un adecuado manejo emocional del niño y el tratamiento específico de su salud oral.

El manejo emocional es esencial en el proceso de desarrollo del niño. Por esta razón, el Odontopediatra está entrenado para poder calmar su ansiedad y miedo frente al tratamiento, por medio de técnicas comunicativas y psicológicas de orientación del comportamiento, así como con técnicas farmacológicas de sedación inhalada, sedación oral o anestesia general.

Esta preparación, le permite brindar a sus pacientes una experiencia odontológica satisfactoria, haciendo la consulta agradable y divertida, y creando un vínculo emocional con el profesional, que lo motivará a desarrollar hábitos saludables, y a volver a los controles profesionales preventivos.

Deja un comentario