La importancia de la comunicación entre padres y maestros

comunicación entre padres y maestros

La importancia de la comunicación entre padres y maestros

La importancia de la comunicación positiva entre padres y la escuela es mucha, ya que benefician a todos los actores de la educación. La manera en que las escuelas se comunican e interactúan con los padres afecta el grado y la calidad de la participación de los padres en el hogar con el aprendizaje de sus hijos.

 

Por ejemplo, las escuelas que comunican malas noticias sobre el desempeño de los alumnos. Estas son con más frecuencia que el reconocimiento de la excelencia de los alumnos. Es así como desalentarán la participación de los padres. Al hacerles sentir que no pueden ayudar a sus hijos de manera efectiva.

 

 

La importancia de la comunicación

 

Los padres también se benefician de participar en la educación de sus hijos. Al obtener ideas de la escuela sobre cómo ayudar y apoyar y al aprender más sobre el programa académico de la escuela y cómo funciona. Quizás lo más importante es que los padres se benefician. Esto al tener más confianza en el valor de su participación escolar. Los padres desarrollan un mayor aprecio por el importante papel que desempeñan en la educación de sus hijos.

 

Cuando se comunique con los padres, considere sus comentarios en relación con las tres categorías que influyen en cómo participan. Se deben de comunicar diferentes puntos clave:

 

  • Actividades de aprendizaje en el aula.
  • Los logros del niño.
  • Cómo pueden los padres ayudar en casa con el aprendizaje de sus hijos.

 

Los elementos que conforman la comunicación

 

La buena comunicación entre las familias y las escuelas es necesaria para el éxito de sus estudiantes. No es sorprendente que la investigación muestre que mientras más padres y maestros compartan información relevante entre ellos sobre un alumno. Mejor equipados estarán ambos para ayudarlo a alcanzar el rendimiento académico.

 

 

Las estrategias efectivas de comunicación

 

Los maestros deben iniciar el contacto tan pronto como sepan qué estudiantes estarán en su salón de clases. El contacto puede ocurrir por medio de una llamada introductoria o una carta al hogar. Presentándose a los padres y estableciendo expectativas.

 

Los adultos deben ponerse en contacto poco después de que se haya identificado un problema. Para poder encontrar una solución oportuna. Esperar demasiado puede crear nuevos problemas, posiblemente a través de la frustración de los involucrados.

 

Los padres desean comentarios frecuentes y continuos sobre el desempeño de sus hijos con la tarea. Ellos quieren ver que el otro realmente hará lo que dice que hará. Además, deben tener la información que necesitan para ayudar a los estudiantes, en una forma y un lenguaje que les resulte sensato.

 

Fuente: Teachthought