Cosas que desaparecerán de los salones en el futuro

Cosas que desaparecerán de los salones en el futuro

Cosas que desaparecerán de los salones en el futuro

Hay cosas en el salón de clases que desaparecerán a causa de la tecnología. Profesores y profesionales de todo el mundo están haciendo cosas increíbles. Pero algunas de las cosas que seguimos haciendo, a pesar de todas las nuevas soluciones, investigaciones e ideas que hay deberán de irse.

 

El cambio tecnológico en los salones de clases

 

Puede que no sea tan cierto como nos gustaría que fuera. El ritmo del cambio en la educación se retrasa con torpeza con respecto a lo que vemos en las tiendas. Se podría argumentar que ha habido más innovación en entretenimiento que en bibliotecas y salones de clases. 

 

Estos campos que dependen de los hábitos de los consumidores son mucho más vulnerables a las interrupciones. La educación, al ser más financiada por los gobiernos y mal entendida por el público, está más diseñada para resistir muchos cambios.

 

 

Las cosas que desaparecerán

 

Existen cosas ineficientes en la educación actual. Si nos ponemos a pensar detenidamente, poco sentido tiene que una persona se pare frente a otras 30 en un salón y pretender enseñar algo. No todos están aprendiendo lo mismo y no todos procesan los contenidos de la misma forma. El aprendizaje personalizado y la instrucción es lo que se debe fomentar en la educación con miras al futuro.

 

 

Exámenes

 

Los exámenes, como las conocemos, probablemente desaparezcan en la próxima década. Eso no quiere decir que las evaluaciones no existan. La educación formal siempre ha estado dominada por los resultados y los resultados se miden por evaluaciones. Poco de esto cambiará en los próximos doce años. Pero lo que puede, y probablemente cambiará es la forma, estructura y duración actuales de las pruebas estandarizadas. Sin embargo, existen muchas maneras de medir la comprensión.

 

 

Horarios y planes de estudio tradicionales

 

Si lo analizamos, tener el mismo horario que otras 30 o 50 personas no es lo más adecuado. Tampoco tener un número de clases asignadas de acuerdo a un plan de estudio. Acorde con el aprendizaje personalizado, los horarios tradicionales tendrán que cambiar de acuerdo a las necesidades de cada alumno. Esto también tendrá que ver con los planes de estudio, las necesidades personales y profesionales de cada persona son diferentes.

 

 

Normas básicas comunes

 

El conocimiento y la información se organizan de nuevas maneras. La búsqueda orgánica, las referencias sociales, los blogs, las revistas digitales y otras tecnologías se están convirtiendo en la nueva norma para la organización de contenido. Los libros son el estándar para organizar ideas, pero como incluso lo que pensamos como un libro cambia hacia nuevas e innovadores formas.

 

Fuente: Teachthought