El propósito de las escuelas en la era del cambio

El propósito de las escuelas en la era del cambio

El propósito de las escuelas en la era del cambio

Actualmente las necesidades de personas preparadas correctamente hace que las escuelas sean un factor imprescindible para el futuro. Pensar en lo que las escuelas deben enseñar, en cómo lo deben enseñar. Si sus procesos son los correctos. Esto tomando en cuenta la preparación de los profesores y el acceso a la tecnología.

 

 

El diseño de las escuelas

 

Así que, la forma en que se diseñan las escuelas, lo que los estudiantes aprenden, y el porqué debe revisarse. Analizarse y refinarse tan de cerca y con tanto entusiasmo como lo hacemos con el consumo de combustible de nuestros autos, las velocidades de descarga de nuestros teléfonos y tabletas, o los sistemas operativos de nuestros relojes.

 

La mayoría de los estándares académicos modernos adoptan un enfoque de conocimiento a la educación. Esto parece ser un enfoque anticuado para el aprendizaje que continúa obstaculizando nuestros intentos de innovar.

 

 

Tecnología y educación

 

¿Por qué la educación, como sistema, no puede reformarse tan agresivamente como la tecnología digital? La fluidez de un plan de estudios debe igualar la fluidez de las demandas de conocimiento moderno. El currículo como el núcleo de los modelos de aprendizaje es un primer paso en la búsqueda de un enfoque innovador.

 

Los estándares de poder han existido durante años en las escuelas. En la era de acceso a la información, nubes inteligentes y el aumento de la desigualdad económica. Debemos estar enseñando contenido y enseñando a los estudiantes a pensar. Además de diseñar sus propias vías de aprendizaje y crear y hacer cosas extraordinarias.

 

 

Aprendizaje eficaz

 

Por ejemplo, anteriormente se había asumido que si los estudiantes podían leer, escribir, hacer aritmética y componer argumentos coherentes podrían ser adultos funcionales. Actualmente se da la necesidad de dominar el cuerpo de conocimiento obliga a volver a pensar el papel de las escuelas. Aprender jugando, crear cosas increíbles y entender el proceso mismo de la creación de conocimiento.

 

Cuanto más sólidos y completos son los antecedentes de cualquier aprendizaje, mayor será la probabilidad de que este crezca y se adapte a las necesidades de cada alumno. No sólo eso, serán tolerantes, actuarán globalmente y crearán un mundo mejor.

 

No se trata sólo de celebrar el éxito de las escuelas, sino de las personas que componen esos espacios. Los estudiantes y profesores deben conocerse a sí mismos y a su entorno para crear una escuela competitiva.

 

Fuente: Teachthought

Sin comentarios aún

Publica un comentario

Comentario
Nombre
e-Mail
Sitio web