La correcta iluminación para estudiar

La correcta iluminación para estudiar

Cuando estudiamos con la ventana abierta y a la luz del sol ciertamente no tenemos problemas con la iluminación. Pero hay ocasiones en que nuestros hábitos de estudio son nocturnos y requerimos iluminarnos con lámparas o focos que afectan directamente nuestra comprensión de lo que estamos estudiando. 

 

Lo primero que tenemos que analizar es la luz y sus temperaturas. Debes saber que la mejor luz es aquella que ilumina de forma homogénea. Pero también aquella que permite crear ambientes.

 

Teoría de la luz

 

La luz tiene tres temperaturas básicas: blanca, neutra y cálida. La temperatura de color se mide en grados Kelvin (K) y se refiere a las distintas tonalidades que puede tener.

 

La luz cálida se refiere a la luz amarilla y su temperatura de color está por debajo de los 3300K, aunque las más cálidas y habituales están entre 2700 – 2800K. Se utiliza el denominador “cálido” porque está asociada a la luz del sol y al fuego. Este tipo de luz tiende a relajarnos y hacernos sentir a gusto.

 

La luz del día, también llamada luz neutra está en un rango entre los 3300K y los 5000K. Este tipo de luz se usa para ambientes más relajados pero con un toque más activo y actual.

 

Finalmente, la luz fría va desde los 5000 a 6500K, siendo 6500K la temperatura de la mayoría de las luces fluorescentes convencionales. Esta es la luz más blanca, estimula, mantiene alerta y despiertos.  

 

Índice de reproducción cromática

 

Por su parte, el índice de reproducción cromática (IRC) es la medida utilizada en relación a una fuente de luz para medir su capacidad de mostrar los colores de un objeto de manera “real”.

 

Para este efecto se toma como referencia la luz natural. Ya que el no representar fielmente los colores favorecen la perdida de la concentración. 

 

Finalmente, algunos consejos para iluminar nuestros espacios de estudio son tener luces que iluminen desde arriba. También debemos evitar los reflejos en el escritorio, así que las luces deben estar ladeadas para desviarlo.

 

Los diestros deben recibir luz por el lado izquierdo, mientras que es recomendable que los zurdos la reciban desde el lado derecho. Una lámpara con cabeza y cuello móvil permitirá dirigir mejor la luz. 

 

Es recomendable usar lámparas LED y cambiar la intensidad de la iluminación de acuerdo a la hora del día. Si quieres solamente leer mientras estás relajado, una iluminación más cálida sería la ideal.

 

Fuente: Faro Barcelona

Sin comentarios aún

Publica un comentario

Comentario
Nombre
e-Mail
Sitio web