Beneficios de la lactancia materna

lactancia materna

Beneficios de la lactancia materna


La Semana Mundial de la Lactancia Materna se celebra todos los años del 1 al 7 de agosto. Para fomentar la lactancia materna y mejorar la salud de los lactantes en todo el mundo. Se conmemora la Declaración de Innocenti, firmada en agosto de 1990 por los gobiernos, la OMS, el UNICEF y otras organizaciones. Para proteger, promover y apoyar la lactancia materna.

Organización Mundial de la Salud 

 

 

Se han producido avances considerables en los últimos años en el conocimiento científico de los beneficios de la lactancia materna. Pues no solo es saludable para el bebé, sino también para las madres y la comunidad. El aumento de la lactancia materna a niveles casi universales podría salvar más de 800 000 vidas al año, la mayoría de ellas de menores de 6 meses.

 

 

Mitos sobre la lactancia materna

 

 

  • Los bebés nacen con el reflejo de buscar el seno de su madre. Sin embargo, muchas madres necesitan apoyo práctico para posicionar a su bebé para amamantar y asegurarse de que esté correctamente sujeto. Lleva tiempo y práctica tanto para las madres como para los bebés. Las madres también neecesitan espacio y apoyo en el hogar y el trabajo las madres necesitan espacio y apoyo en el hogar y el trabajo.

 

  • Muchas madres experimentan molestias en los primeros días después del nacimiento. Cuando están aprendiendo a amamantar. Pero con el apoyo adecuado para posicionar a su bebé se pueden evitar los pezones adoloridos. El apoyo de un consultor de lactancia u otro profesional calificado puede ayudarla a superar el problema.

 

  • Los médicos, las enfermeras y las parteras a menudo fomentan la práctica de «piel con piel», también conocida como cuidado materno canguro. Inmediatamente después del nacimiento. Poner a su bebé en contacto directo, para que su piel esté contra la suya, es una práctica muy importante. 

 

  • Como todos los demás, las madres que amamantan deben comer una dieta equilibrada. En general, no hay necesidad de cambiar los hábitos alimenticios. Los bebés están expuestos a las preferencias alimentarias de sus madres desde el momento en que están en el útero. Si una madre percibe que su bebé reacciona a un alimento específico que come, lo mejor es consultar a un especialista.

 

  • El ejercicio es saludable, también para las madres que amamantan. No hay evidencia de que afecte el sabor de su leche.

 

Fuente: Bengoa