¿Qué son las dependencias?

Las dependencias es la relación entre uno o más individuo, entidades u objetos en los que uno o algunos necesitan de las atenciones, características o especificaciones de los otros para existir, funcionar o hacer la tarea para la que fueron concebidos o creados.

Existen diferentes grados y tipos de dependencias, así como diversos ámbitos en los que puede manifestarse, como lo son: dependencia física, dependencia mental, dependencia emocional, dependencia psicológica, dependencia económica, dependencia social, entre otro.

Entre los más comunes son:

Dependencia física: Afección que se manifiesta cuando una persona que toma un medicamento durante mucho tiempo presenta síntomas físicos desagradables si el medicamento se suspende repentinamente o se ingiere en dosis más pequeñas.

Dependencia psicológica o mental: Sucede de manera común en relación con los medicamentos prescritos para la ansiedad y la depresión. La persona se siente en la necesidad de obtener la droga, no por una razón física, sino mental. También se refiere a cualquier tipo de consumo del cual la persona cree que necesita para satisfacer un deseo y experimentar un estado emocional positivo.

Dependencia emocional: Es una necesidad excesiva y continua que obliga a una persona a sentirse totalmente dependiente de otra. Siente la necesidad de buscar su seguridad en los demás y no confía en su propio criterio. Este tipo de dependencia está muy ligado a la autoestima de la persona.

Dependencia sensorial: Es aquella que se origina cuando una persona pierde algunas o todas las funciones de uno de sus sentidos, como la vista o el oído. Esta pérdida tiene un efecto significativo, ya que se vuelve dependiente de quienes le rodean, para realizar tareas y labores cotidianas.

Dependencia mixta: Tipo de dependencia que aparece luego de una enfermedad que afecta tanto al físico como a alguno de los sentidos.

Dependencia social: Cuando una persona necesita de la ayuda de las personas de la comunidad para desenvolverse de acuerdo con sus actividades diarias y cotidianas. Mayormente se trata de las personas con discapacidad o disfuncionalidad, o de las personas de avanzada edad. Se puede dar el caso de uno o más niños que queden en la orfandad sin familiares que los protejan.

¿Quieres saber más de este tema? Dale clic aquí.

Deja un comentario