Hallazgos del nuevo aeropuerto

Uno de los descubrimientos, en materia de paleontología, más importantes se llevó a cabo durante los primeros días del mes de junio en el año 2020, en la construcción del Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles (AIFA), que se encuentra en Santa Lucía, Estado de México y comenzó sus operaciones el 21 de marzo de 2022.

Sin embargo ¿Qué hace tan especial este hallazgo y qué información se obtiene sobre la vida en México de 10,000 años atrás? En un principio, los restos fueron encontrados por los ingenieros y el personal. Ante dicho descubrimiento, intervino el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) para continuar con las actividades excavación al igual que la protección de los huesos.

En un principio, se reportaron 60 esqueletos de mamut y otros animales, tales como camellos, caballos y bisontes. Los cuales estaban en el 2% del terreno total de construcción. Con el paso del tiempo, la cantidad aumentó a 50,000 fósiles, a los que se sumaron peces de lago, gliptodontes (armadillos gigantes), perezosos terrestres y tigres dientes de sable, asimismo, pobladores de más de 20,000 años.

La principal razón que convirtió este lugar en objeto de estudio, no fueron los descubrimientos en sí, sino la concentración de estos en solo sitio. Las poblaciones de mamut suelen estar al norte en puntos fríos, es por ello, que la aparición de restos en Santa Lucía resulta de gran interés. Los investigadores declararon algunas ideas por las cuales se encontró un numero elevado de huesos en un espacio específico, por ejemplo:

  • La ubicación del aeropuerto se encuentra sobre lo que fue el lago de Xaltocan, por lo que atrajo a distintas especies a través del tiempo.
  • Debido a la zona pantanosa, los animales quedaron atrapados en el fango, lo que provocó su muerte.
  • Los habitantes utilizaron la zona pantanosa como trampa para facilitar la caza de animales.

A pesar de dichas especulaciones, en el segundo semestre del 2020, inició un estudio de nombre “La prehistoria y paleoambiente del noroeste de la Cuenca de México”. El principal objetivo es conocer la vida en Texcoco, Zumpango, Chalco y Xochimilco, desde el punto de vista de la arqueología y paleontología, para entender los motivos del hallazgo en el aeropueto, con base en información científica. 

¿Te interesa conocer más? Aquí te dejamos una entrevista

Deja un comentario