Enseñar empatía a través de los videojuegos

Enseñar empatía a través de los videojuegos

Enseñar empatía a través de los videojuegos

Algunos juegos de videojuegos se pueden usar en el aula para ayudar a los niños a desarrollar una conciencia de sus propias emociones y las de sus compañeros. Jugar videojuegos con otros puede mejorar las habilidades sociales de un niño. Aquellas competencias del siglo XXI que los estudiantes deben poseer para poder competir e innovar en la economía global interconectada.

 

Estas habilidades son llamadas 4 C: creatividad, colaboración, pensamiento crítico y comunicación. Por ejemplo, jugar un juego de construcción de bloques Minecraft junto con amigos puede poner en práctica las habilidades sociales. Esto ya que los niños resuelven problemas significativos de manera colaborativa.

 

 

¿Pueden las 4 C presentes en el juego de videojuegos anular la capacidad de desarrollar habilidades de aprendizaje social y emocional?

 

Los datos reportados por la Entertainment Software Association contradicen algunas opiniones populares. Sobre quién juega realmente los videojuegos y en qué contextos. El informe del 2017 encontró que el 94% de los padres presta atención a los videojuegos que juegan sus hijos. Además, muchos padres juegan juegos con sus hijos. El 67% lo hace al menos una vez a la semana. Los videojuegos, al parecer, son un medio que no nos hace menos sociales, sino al contrario.

 

Games for Change, una organización sin fines de lucro dedicada a los juegos de impacto social. Produjo un video de 88 segundos a la belleza de los videojuegos. Y en un artículo, la presidenta de Games for Change, Susanna Pollack, dijo: “Nuestra organización se basa en la creencia de que los videojuegos pueden afectar el cambio positivo al educar a las personas, crear conciencia sobre un tema o unir a las personas”.

 

 

 

 

Juegos empáticos

 

Cuando se controla un personaje en pantalla, existen oportunidades únicas para tomar perspectiva, uno de los componentes. El juego desafía a los jugadores a colaborar para tener éxito en un objetivo común. Los estudiantes tienen que pensar en la vida desde el punto de vista de los personajes en el videojuego. Cómo es su vida y cómo las cosas son diferentes desde su perspectiva. Esta toma de perspectiva a través de la agencia de jugadores impulsa el pensamiento empático.

 

Fuente: Edutopia