Alebrijes y el Arte Mexicano

El alebrije es una artesanía mexicana, son seres imaginarios conformados de varios anímales fantásticos y reales.

 

Por sus colores tan llamativos y sus detalles que contienen se han convertido en artesanías muy populares. Este tipo de artesanía podemos encontrarla desde mercados tradicionales de algunos pueblitos, hasta museos que se encuentran alrededor del mundo.

 

Los alebrijes se popularizaron por PEDRO LINARES EN 1975, era un cartonero que trabajó para personas importantes como Frida Kahlo y Diego Rivera, realizaba piñatas o cualquier figura de papel que se le pidiera.

 

Existen muchas creencias sobre los alebrijes, pero una de las más populares es aquella que dice que los alebrijes pueden cuidar el hogar, espantan a los malos espíritus.

 

Existe un pueblito ubicado en Oaxaca llamado SAN MARTÍN TIJACATE a pesar de que Pedro Linares era originario de México, en este pueblito se dedican a la creación de estos espectaculares anímales fantásticos.

 

En este pueblo son decorados con características de la mitología zapoteca, en la cual se piensa que cada persona al momento de nacer viene acompañada de un animal que lo guiará durante toda su vida. Llamado “nahual” ahora mejor conocido como alebrije.

 

Los alebrijes son una gran fuente económica pero no solo en México si no también en el extranjero.

 

En la ciudad de México dentro del museo de Anahuacalli se encuentra un alebrije de gran tamaño el cual fue hecho por petición de Diego Rivera, creado por Pedro Linares.

 

En la Ciudad de México se crean desfiles o exposiciones especialmente para los alebrijes en el cual participan varías comunidades mostrando su gran creatividad con alebrijes.

 

Actualmente en estos tiempos que vivimos los alebrijes y su estilo se han implementado tanto en máscaras y en otro tipo de artesanías con este diseño, también se usan para en embellecer fachadas y muros.

 

Esto demuestra qué los alebrijes fueron hechos para quedarse.