Abogados 3.0

Las nuevas tecnologías han obligado a los profesionistas a modernizase y adoptar la era digital en su perfil profesional. Los abogados han tenido, históricamente, un papel clave en el desarrollo de las sociedades modernas. Sin embargo, es una de las profesiones que más se ha resistido a los cambios que las tecnologías han traído.

 

Tradicionalmente se piensa que el trabajo del abogado se puede hacer únicamente con papel y conocimiento. Sin embargo, el nuevo perfil del experto en leyes es uno digital y comprometido con la innovación. Gadgets, apps, programas y una apertura a un manejo profesional enfocado al futuro.

 

Existen juristas tradicionales empeñados en mantener la esencia clásica del Derecho. Aunque alunos sectores de la sociedad respetan mucho esta clase de enfoque. Lo cierto es que los procesos jurídicos y la organización básica que deben tener los abogados sería mucho más sencilla utilizando las herramientas tecnológicas actuales.

 

¿Qué es un abogado 3.0?

 

El término 3.0 es una expresión que se utiliza para describir la evolución del uso y la interacción de las personas en internet a través de diferentes formas. También se ha venido utilizando para definir a las nuevas versiones de casi cualquier cosa.

 

En este sentido, un abogado 3.0 vendría siendo una versión mejorada de los modelos anteriores. Uno que pueda manejar las herramientas jurídicas a la perfección y, además, ser un experto en tecnología. Un abogado debe ser capaz de utilizar esas herramientas para ofrecer un servicio más eficiente.

 

Sabemos que la profesión tiene una amplia variedad de especialidades. Desde la litigación hasta los que trabajan en la función pública, pasando por docentes e investigadores. Todas pueden usar el sinfín de herramientas que las nuevas tecnologías ofrecen.

 

La brecha generacional

 

Actualmente existe una brecha generacional muy grande. Las grandes firmas de abogados han migrado sus procesos de trabajo a aquellos que integren la tecnología en el uso diario de sus abogados. Incluso existen despachos de abogados que han desarrollados sus propias aplicaciones móviles y ofrecen a sus clientes servicios legales de esta manera.

 

Tampoco es nuevo encontrar que los despachos de abogados contraten servicios de marketing digital. Utilizan las Redes Sociales, los buscadores y herramientas de blogging para mostrar su trabajo.

 

El uso de estas tecnologías tampoco debe verse como una imposición o algo para estar a la moda. Por el contrario, con estas herramientas se puede acceder rápidamente al sistema jurídico mexicano y, con un click, acceder a la cámara de diputados.

 

Tampoco se trata de estigmatizar a los abogados tradicionales, pues se puede seguir ofreciendo un excelente servicio con herramientas clásicas. Es importante contrastar opiniones y que las innovaciones vengan de un constate diálogo entre ambas partes y puntos de vista.

 

Fuente: El Blog del Abogado

 

 

 

Sin comentarios aún

Publica un comentario

Comentario
Nombre
e-Mail
Sitio web