Cómo mejorar tus hábitos de estudio

Estudiar de forma eficiente se ha vuelto el tema de moda para la innovación educativa. Sin embargo, para mejorar nuestros hábitos de estudio no sólo se necesitan formas nuevas de entender la educación sino dedicarle gran parte de nuestro tiempo a esta tarea.

 

Los hábitos de estudio son el más eficaz indicador de éxito académico. Algunos expertos afirman que la falta de motivación al estudiar tiene que ver con la preparación de los profesores. Muchos de ellos siguen preparando a sus alumnos para memorizar conocimientos en lugar de analizarlos y comprenderlos.

 

Otro factor importante es la falta de hábitos de lectura. México ocupa un lamentable lugar con respecto a otros países de la OCDE. Esto influye negativamente en la educación que existe en nuestro país pues los nuevos retos, innovaciones y tecnología no pueden ser eficientes si no existen correctos hábitos de estudio.

 

Para mejorar estos hábitos de estudio es necesario entrenarse y seguir ciertos pasos de forma constante. Es fundamental conseguir el máximo rendimiento invirtiendo el mínimo esfuerzo.

 

  • Organización. La organización es básica para cualquier tipo de trabajo. La preparación y el mantener un plan ordenado dejará que la improvisación siga guiando tus hábitos. Mantener un trabajo constante favorecerá indudablemente tu desempeño.

 

  • Planificación. Esta debe ser sencilla y realista, debemos de comenzar con pasos pequeños pero decisivos. Dejar viejas costumbres y adaptar nuestro tiempo a seguir con nuestro plan maestro.

 

  • Distribución. Debemos distribuir nuestro tiempo y poner énfasis en esos temas o materias que más dificultad nos representan. Aunque nos guste mucho más dedicar tiempo a aquellas materias “fáciles” es importante practicar y leer mucho más sobre esos temas en los que no somos tan diestros.

 

  • Descansar. Es preciso tomar descansos de vez en cuando. Recesos de 5, 15 y 30 minutos después de una sesión de estudio es fundamental para que nuestra memoria retenga la información y la reflexione de forma correcta.

 

  • El lugar. Elegir un lugar específico para estudiar tiene que ser una tarea vital. El lugar debe de ser suficientemente silencioso y con una iluminación correcta. Debes de evitar distracciones y poder tener todos los materiales que ocuparás a la mano.

 

Recuerda que, además, es preferible estudiar sin música y otros distractores como la televisión, videojuegos, tabletas o teléfonos celulares. Lo mejor para obtener buenas notas es seguir los objetivos disciplinadamente para que, con el tiempo, se vuelvan hábitos que duren toda la vida.

 

Fuente: Cosas de educación

Deja un comentario