La importancia de invertir en vez de gastar.

La importancia de invertir en vez de gastar.

“Trabaja duro y ahorra dinero” esa la regla más antigua para el éxito. De hecho, W. Clement Stone dijo una vez: “si no puedes ahorrar dinero, entonces las semillas de la grandeza no están en ti “.

 

Muchos piensan que ahorrar e invertir son conceptos iguales: Pero hay una enorme diferencia entre ambos conceptos en la cual consiste en qué hacemos con ese dinero que estamos guardando.

 

¿Qué es ahorrar?

Las cuentas de ahorro permiten retiros en cualquier momento. El dinero que se deposite en estas cuentas debe ser para gastos a corto plazo (una mejora de la vivienda que se esté planeando para el próximo año, unas próximas vacaciones o alguna emergencia)

 

¿Qué es invertir?

Invertir es ahorrar dinero para cosas a largo plazo, como jubilación, matrícula universitaria o una nueva casa que se planea comprar en un futuro. Las inversiones conllevan un mayor riesgo de que pierdas valor, pero con el tiempo tienen potencial para crecer.

 

En resumen, las inversiones son un mecanismo que permite obtener un beneficio a partir de un recurso que podemos mantener sin uso por un tiempo, mientras que el ahorro en acumularlo durante el tiempo que sea necesario hasta reunir lo necesario para cumplir los objetivos deseados.

 

¿Cuál es la importancia de ahorrar e invertir?

En la sociedad de hoy existen muchas personas sufriendo por dinero. Cuántas veces hemos escuchado frases de amigos o familiares como “no llego a fin de mes”, “maldita pobreza” y “si me retrasan en un día el pago estoy frito”.

 

Una buena manera de empezar a mejorar esto, es entender conceptos sencillos y la importancia de cada uno de ellos. A continuación, algunas razones por las cuales hoy en día es sumamente importante ahorrar e invertir dinero.

  1. Salud
  2. El sistema laboral
  3. Tendencias de compra y marketing
  4. Tarjetas de crédito
  5. La economía actual

 

El buen hábito del ahorro

Uno de los principales motivos por los que se falla a la hora de ahorrar es no tener un plan preestablecido. La regla del 50-30-20 podría funcionar para ingresar al mundo del ahorro.

–   50% es el porcentaje que se debe destinar del total de los ingresos a cubrir las necesidades básicas (alimentos, luz, agua…)

–   30% es la cantidad que se podría dejar para caprichos o deseos. (Por ejemplo: actividades de ocio y vacaciones)

–   20% lo se destinaría a constituir la base del ahorro.

 

El buen hábito de invertir

Para efectuar una buena inversión es necesario informarse acerca de las alternativas posibles, para poder comparar:

-La rentabilidad que ofrecen

-El riesgo

-Las facilidades para rescatar su ahorro

-Los costos de administración que cobran