Los mejores platillos de Latinoamérica (Parte 1)

Los mejores platillos de Latinoamérica (Parte 1)

Cada país de América Latina tiene sus propios platillos y especialidades únicas para degustar, así como sus propios condimentos regionales populares, como el guacamole, el pico de gallo y el pebre.

 

La cocina de la región ha tenido diferentes influencias, desde la dieta de los nativos, combinada con las costumbres e ingredientes traídos por los conquistadores europeos, hasta sabores traídos desde África y Asia.

 

Cada país de América Latina tiende a usar diferentes ingredientes. Aquellos que comparten especias tienden a usarlas en diferentes cantidades. Por lo tanto, esto lleva a una gran variedad a través de la región.

 

Estos son algunos de los platos más representativos de la cocina Latinoamericana:

 

Churrasco

 

El churrasco es un término portugués y español que se refiere a la carne de res o carne asada. Es una característica prominente en la cocina latinoamericana, popular en Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, Guatemala, Nicaragua y Uruguay.

 

Un restaurante que sirve carne a la parrilla, por ejemplo, es conocido como churrascaria. A menudo los restaurantes sirven buffets de churrasco. Los camareros cortan la carne en los platos de los clientes, lo que se conoce como espeto corrido o rodizio. Particularmente popular en Brasil.

 

Empanadas

 

Un platillo muy popular en la cocina latinoamericana. La empanada (pastel en portugués brasileño y salteña en Bolivia) es un pan o pastelería horneado o frito que se rellena con carne, queso, huitlacoche, verduras o frutas. Ya sea dulces o saladas, las empanadas son deliciosas.

 

Tamales

 

Los tamales también se conocen como huminita en  Perú, Argentina, Ecuador, Bolivia y Chile. Es un plato tradicional mesoamericano hecho con masa (almidonada, masa a base de maíz) y relleno de carne. Quesos, frutas, verduras o chiles, luego cocidos al vapor o hervidos en una envoltura de hojas.

 

 

Chipá

 

Un chipá es un rollo pequeño con sabor a queso horneado. Un aperitivo y desayuno muy popular en Brasil (llamado pão de queijo), Colombia (llamado pandebono) y Ecuador (llamado pan de yuca en la región de la costa).

 

También se consume en Paraguay y Argentina (llamado chipa’í o chipacitos) y en Bolivia (llamado cuñapé). Una variante común en Paraguay es el chipá guazú, con la ciudad de Coronel Bogado, considerada la capital nacional del Chipá.

 

 

Feijoada

 

El platillo tradicional y nacional de Brasil es este. Un guiso de frijoles negros cocidos con carne (generalmente carne de cerdo o res), acompañado de arroz, verduras, salchichas variadas como chouriço, morcela (salchicha de sangre) y farinheira. Además de una variedad de acompañamientos. Platos que incluyen farofai (harina de yuca tostada).

 

Para beber no hay nada mejor que una caipirinha, el cóctel nacional de Brasil. Este se prepara con cachaça (brandy hecho con caña de azúcar), hielo, azúcar y limón. Popular en Río de Janeiro y São Paulo. La batida hecha con cachaça, jugo de fruta o leche de coco y azúcar.

 

 

Mole

El mole es un nombre genérico para varias salsas que se usan en la cocina mexicana. Pero el mole poblano es probablemente el más conocido de todas las variedades. A menudo, se considera el plato nacional.

 

 

Con alrededor de 20 ingredientes, de los cuales los más notables son el chile y el chocolate, esta salsa oscura se sirve generalmente sobre pavo. Es perfecto para compartir en ocasiones especiales.

 

Fuente: Top Universities

 

 

 

 

 

Sin comentarios aún

Publica un comentario

Comentario
Nombre
e-Mail
Sitio web