De vuelta a la nueva normalidad

De vuelta a la nueva normalidad. ¿Esto puede ser posible? Existen muchas dudas sobre este tema de la pandemia y sobre todo de cuándo podemos realizar nuestra rutina normal.

 

¿Pero qué es lo que debemos saber sobre la nueva normalidad?

 

Estas nuevas reaperturas de las actividades tanto económicas y sociales se hará siguiendo un semáforo epidemiológico, que indica el nivel de ocupación hospitalaria de cada zona o estado del país.

 

Pero, ¿cómo podemos ayudar a contribuir esta nueva normalidad?

 

 Lo más importante, y que no debes olvidar, es que, si está en tus posibilidades, te sigas quedando en casa.

 

 Sólo se sugiere salir a actividades esenciales como el cuidado de la salud.

 

¿Qué es lo que podemos hacer?

 

En esta nueva normalidad existen reglas que tanto para ti como a las demás personas nos ayudarán a cuidarnos, si es que llegas a salir de casa en esta nueva normalidad por ejemplo.

 

  • LAVA TUS MANOS: esta medida es una de las más importantes, así que deberás acostumbrarte a lavarte las manos con frecuencia.

 

  • USO DE CUBREBOCAS: Independientemente del color del semáforo en tu localidad, debes continuar con el uso de cubrebocas.

 

  • SANA DISTANCIA: deberás guardar por lo menos 1.5 metros de distancia con otra persona y no tener contacto físico con otra persona.

 

  • VOLVER A CLASES: Las escuelas reanudarán clases hasta que el semáforo esté en verde, es decir, que tan solo haya una ocupación hospitalaria por coronavirus menor al 50%.

 

  • SALIR AL PARQUE: A partir del 1 de junio, se abrieron varios parques y espacios públicos al 30% de su capacidad, con el fin de que las personas puedan salir a caminar o hacer ejercicio, manteniendo sana distancia.

 

  • REGRESAR A TRABAJAR: Seguir las medidas de higiene y seguridad que tu lugar de trabajo siga de acuerdo a las recomendaciones sanitarias, así como evitar portar joyas, corbatas o tener bigote o barba.

 

 

Si queremos que Mexico salga de esta pandemia debemos de poner de nuestra parte ya que la vida cotidiana que conocíamos no volverá hacer la misma por un largo tiempo, así que debemos adaptarnos a la nueva normalidad para cuidar de nuestra salud.